MIRADA

Son llamas del infierno
de un cráter moribundo
son llama que se olvidad
de lo que fue y pudo ser

y quizá mañana llegue el día
en el que llore la vida mía
por romper heridas ya curadas
encostradas de lo profundo de la perdición

llamas
remueve de tu mugriento hedor
el alma enjaulada
pues no es mas desdichada que la esperanza,
y dime llamas,
cuál es hoy el juicio de la razón

quizá mañana llegue el día
en que la vida mía sea juzgada
y remuevan de tu alma
el alma mía en llamarada

por qué no llueve aquí lagrimas
ni corren suspiros de vientos
por qué no gritan aquí poemas del tiempo

enmarañada a queda la vida
entre el fuego y la agonía
pues
los tuyos ojos
los míos ojos
han perecido en leguas de fuego
que no son mas que condenas eternas
de la muchedumbre… tan pobre, tan pobre
que la niebla no ha de cubrir tal cobardía

son llamas en su mirada
son llamas en mi mirada

triste esperanza
ya no arañes mas la herida
que el fuego es mas osado que tu agonía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s