EL RATÓN

.

Lo miro con desdén como tratando de olvidar lo que fue ayer,

lo miro con el rencor de las palabras de aquel momento insano,

de furia desmedida,

y si las miradas acuchillaran mil puñaladas el tendría

 para luego echarme a llorar como niña abandonada,

la mirada no cesa

es asesina descarriada tratando de ahorcar recuerdos furiosos,

arde el ambiente encendido

por la venganza,

arden las manos ansiosas por probar su cuello y cerrarse en ello

para ya no escuchar aquel corazón galopante.

Lo miro entre furia y razón de cordura,

lo miro entre rencores sin olvido

como queriendo sacar a aquella asesina enjaulada

pero solo escapan los gritos,

furiosos desmedidos,

solo gritos que arañan la voz  tratando de explicar el rencor.

Pobre ratón infeliz

¿que hiciste para aprisionarte entre miradas que matan?

comerte de noche un queso que pudo comerse por la mañana.

.

Anuncios

4 Respuestas a “EL RATÓN

  1. Es tal la fuerza de la pasión con la que has construido estas letras que traspasan la pantalla y se nos quedan en la piel produciendo esas mismas quemaduras que sufre la modelo de la fotografía.

    Es dolor rojo, es sufrimiento incendiario, es un volcán que devora tus venas y que nos contagio tu dolor, es el precio a pagar por leer tanta belleza.

    Espectacular querida niña.

  2. Cuanta furia Aliett… logras transmitir muy bien el sentimiento en estas letras… coincido con Rey en el hecho de sufrir esas quemaduras jaja
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s