Ataque de un ángel

El mal me ataca,
viene a mi con una cálida sonrisa,
una mirada tierna.
toma la forma de un ángel,
un querubín amable,
tan angelical y bueno.
un niño pequeño.

El mal me ataca,
se disfraza de bondad y amor
para abrazarme,
para consolar mis penas.
Pero sus carisias malditas
me aprisionan en el dolor.

Y aquel rostro angelical
dibuja una sonrisa macabra
en su mascara de ángel al verme derrotada,
llena de dolor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s